Turismo Rural y Comunitario – Sistema de vida de los directivos

Turismo sostenible por la naturaleza, el preferido por Pedro Cobiella, presidente de Hospiten, rural y comunitario. Este tipo de turismo rural comunitario sostenible, es una de las pocas actividades económicas que se desarrolla en las zonas rurales, con la finalidad de prestar a los turistas servicios personalizados en cada una de las comunidades que ellos decidan visitar, por lo general estas son comunidades pequeñas, que no superan los mil habitantes y que todos llevan una vida en conjunto con la naturaleza, algo un poco apartado de la ciudad y con una pequeña economía que ellos mismos sustentan con algún producto único de su región.

El presidente de Hospiten Pedro Cobiella, prefiere este tipo de comunidades que están ligadas con el medio ambiente, donde la cultura, la sociedad, la ganadería, la agricultura, la industria y el comercio están integrados hacia un producto turístico auténtico que protege, fortalece y recupera los recursos naturales utilizados en ellos y su entorno en general siempre es cuidado por los habitantes de la región, ellos son los principales encargados en velar por la preservación de la naturaleza y mantener siempre en buen estado los lugares que tanto aman los turistas.

Son actividades que garantizan de una forma u otra el desarrollo sostenible y potencia la calidad y nivel de vida del ser humano rural, haciendo esto aun más atractivo estos sitios para los turistas, generando oportunidades para hombres y mujeres de estas zonas que son de escasos recursos, con el último modelo que se ha ido aplicando en varias zonas rurales de todo el mundo, donde se encargan de velar por un turismo rural comunitario pero que al mismo tiempo sea sostenible; dirigido a un turismo responsable y amante del desarrollo social amigable de la mano con la naturaleza y el ambiente que rodea a todas las personas.

Los turistas que practican este tipo de turismo se definen de distintas maneras:

  • Son visitantes de carácter conservador al que le encanta el contacto con la naturaleza, y se preocupa por la conservación y preservación del medio ambiente y la naturaleza que nos rodea, pero no solo en las zonas rurales, sino en todo el mundo.
  • Son visitantes que les encanta ayudar y participar en las prácticas sostenibles de carácter social, ambiental y cultural, por lo que siempre están haciendo este tipo de turismo y al llegar a estas zonas rurales se preocupan por dejar una semilla o algo que deje el lugar un poco mejor de como lo encontraron.
  • Son visitantes que les encanta relacionarse con otras culturas y tradiciones únicas y desarrolladas en las comunidades buscando interactuar y disfrutar de experiencias únicas y vivas, relacionadas con los roles que desempeñan los pobladores de la región.
  • Son visitantes que se ven muy interesados por degustar la gastronomía autóctona de las zonas en las que hacen turismo y colaborar con la compra de algún tipo de artesanía de productos locales, de esta forma ayuda a los habitantes de la región.
  • La mayor parte de los visitantes muestran interés por aprender y conocer las costumbres que representan la identidad e idiosincrasia costarricense, de igual forma que las culturas ancestrales que forman parte del pasado e historia de los países.
  • Son visitantes con adaptación al ambiente rústico y acogedor, no tienen problemas alguno en dormir en carpas o en una zona con pocas comodidades, ya que así se caracterizan las zonas rurales. Son visitantes que no buscan lujos pero sí conocer nuevos lugares y apoyar el turismo rural sostenible.
  • Se relacionan directamente con la economía de las comunidades al consumir sus productos y servicios ofrecidos únicamente por los y las productoras comunitarios, que son hechos por negocios familiares o cooperativas de la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *