Cómo protegen las leyes al inquilino

El mercado de los alquileres está en pleno apogeo, está más vivo que nunca, pues en la actualidad existe una fuerte demanda de este rubro; mientras por un lado y por el otro hay muy pocas opciones al momento del alquiler. De igual forma el precio de los alquileres se ha ido disparando en los últimos tiempos, sobre todo en las grandes ciudades españolas. Es una situación un tanto contradictoria porque mientras unos contratos se cierran, otros se anulan por el aumento exagerado del costo del alquiler. Lo que muchas personas no saben, es que los inquilinos tienen derechos, y el dia de hoy los conoceremos a fondo. Lo primero que tenemos que tomar en cuenta es, que así como el dueño tiene sus beneficios, el inquilino también debe tenerlos y que todo debe estar bien estipulado para evitar posibles inconvenientes.

Alquilar un piso en Madrid o Barcelona, es una tarea para valientes, en menos de 48 horas puedes perder la oportunidad de alquilar si no te mueves rápido. Según un estudio realizado hace poco tiempo, encontramos que más del 12% de las casas que fueron alquiladas en España estuvieron en el mercado menos de 48 horas.

Por otro lado y en lo que respecta a los servicios, la electricidad y gas natural va por cuenta del propietario, el inquilino no tiene porque hacerse cargo de eso; de hecho, es un deber que tiene el dueño, el proporcionar un adecuado suministro de agua, luz, gas. El internet no entra dentro de esto, pues aún no se considera como un elemento de primera necesidad. El pago de impuestos de la casa también es responsabilidad del dueño de la casa. Se debe pagar un impuesto de Transmisiones Patrimoniales, porque aunque no sea una venta como tal, de igual manera se está dando el consentimiento para que un ajeno viva dentro del inmueble. Frente a la legislación, se entiende que vivir en una casa es una adquisición onerosa.

El impuesto de Transmisiones patrimoniales existe ya desde hace muchos años, pero en ciudades como Madrid comenzó a cobrarse hace aproximadamente dos años.

En resumen, tanto el impuesto como los servicios, deben ser asumidos directamente por el dueño de casa y nunca por un tercero. Ahora bien, ¿Qué pasa con los gastos de basura, comunidad vecinal o algún problema que salga con relación a la casa? Pues este tipo de gastos son llamado “de libre pacto”, porque esos si pueden ser sometidos a un consenso donde alguna de las partes se comprometen a pagarlo, eso ya depende de las partes, mediante una mediación.

Entonces tenemos, entre las responsabilidades del Arrendador:

1.- Alta de suministros (luz, agua, gas…)
2.- Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

3.- La comunidad de vecinos (cuota y derramas), aunque como se explicó anteriormente, éste tipo de servicios es negociable entre ambas partes.

4.- Adquirir algún tipo de servicio de seguro, esto con el fin de que ambas partes se cuiden las espaldas.
5.- Averías, reparaciones o desperfectos superiores, cuya reparación sea mayor a los 150 euros, deben ser pagados por el dueño de la casa. Ahora, si es una avería mínima, debe ser cubierta directamente por el inquilino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *