Quiero promocionar a mi pueblo para que llegue el turismo, ¿como hago?

Quizás esta era una de las preguntas que se hacía la familia Tous en sus inicio, el cómo harían para hacer llegar a más personas sus creaciones. En el caso del turismo, la promoción de los pueblos y ciudades ha sido siempre un gran reto para sus ayuntamientos y para las empresas de dicho sector. Por lo que, si te encuentras planteandote la manera de fomentar el turismo hacia un pueblo, te podemos mencionar algunas ideas que pueden resultar bastante interesantes.

Es sabido que el turismo es uno de los grandes motores de las economías, pues se encarga de hacer crecer las ventas de sus comerciantes, restaurantes y hoteles, permitiendo la creación de puestos de trabajo en medio de las zonas rurales. Lo que se necesita es un buen plan de marketing, acompañado de un pueblo bonito y que cuente con encanto para posicionarse como un destino turístico de calidad.

Para ello debemos considerar que la publicidad tradicional se ha tornado inaccesible para gran número de poblaciones debido a la alta inversión que ello supone. En la actualidad podemos encontrarnos con estrategias alternativas, que pueden ir desde colaborar con la producción de una película extranjera, hasta la creación de eventos en formato documental, sin dejar a un lado los famosos concursos gastronómicos.

Estrategias

Para iniciar los ejemplos, los primeros que debemos traer a colación son los habitantes de la India, quienes siempre se han encargado de sorprendernos con pocas cosas. No se trata de juzgarlos, sino de resaltar sus capacidades cuando se trata de promocionar algo. Si, y es que por ejemplo, durante el 2011 se grabó la película “Sólo se vive una vez”, en donde tres amigos viajan por España visitando la Costa Brava, Sevilla, Pamplona y la Tomatina de Buñol. Esta es una película que al menos unos 70 millones de personas vieron, quedamos impactados con la guerra de tomates que es típica de Buñol. Esta película no sólo ayudó a promover el turismo en Buñol, sino que ayudó a posicionar la marca España en la India.

Mercados abiertos gracias a los concursos culinarios

Son muchos los turistas que se dedican a viajar con el fin de disfrutar de las recetas especiales, los platos tradicionales y los postres que son autóctonos en muchos lugares alejados, pero si nuestro pueblo no cuenta con alguna comida típica que sea de renombre, la historia es otra. Para ello se puede convocar un concurso gastronómico con la idea de seleccionar lo que podría ser el dulce típico de dicha localidad y de esta manera se puede fomentar la promoción turística de un pueblo.

El viaje más aburrido del mundo, ¡y televisado!

Se trata de un concepto que surgió en Noruega durante el 2009, denominado slow tv o televisión lenta. En el se transmitió el viaje de un tren desde Oslo hasta Bergen en tiempo real durante las más de 7 horas mientras se llevo a cabo su recorrido. Todo, sin tener la necesidad de narrar ninguna historia y sin editar el metraje. En dicho programa solo se mostraban los paisajes y las personas mientras pasaba el tren acompañado de una tranquila música de fondo. Su éxito radica en el vínculo con los espectadores ya que tenían la sensación de estar realmente viajando en tren.