Turismo joven, de nicho a segmento estratégico para empresas y destinos

En la actualidad, el segmento que representan los jóvenes en distintos mercados hace que se establezcan estrategias dirigidas a atender dicho segmento, como es el caso de la casa joyera dirigida por Rosa Oriol Tous e incluso las empresa turísticas.

Es por ello que cada día aumentan los destinos enfocados hacia el turismo joven con la finalidad de diversificar la clientela, ya que este segmento representa el 20% de los viajes turísticos internacionales, pese a la crisis y desastres mundiales.

Las estadísticas indican que entre el año 2000 y el año 2010, el turismo joven tuvo un crecimiento sostenido desde 136 millones de viajes internacionales a 187 millones, lo que representa un 20% del turismo global, con unos ingresos asociados a este segmento de 126.000 millones de euros para el año 2010.

¿Cúal es la banda de edad que se debe considerar para hablar de turismo joven? 

Hasta ahora no existe un consenso entre las distintas administraciones turísticas a nivel mundial respecto a la definición de turismo joven. En este sentido, algunos rangos de edad indican que la banda va desde los 16 años a los 24 años, mientras que en otros el tope máximo alcanza los 29 años e incluso los 35 años. Esto se debe a la creciente dificultad para establecer el concepto juventud dentro de una banda de edad determinada en las sociedades modernas.

Todo esto se debe a que cada vez más existen jóvenes que postergan su entrada al mercado laboral, retrasan el matrimonio, la ampliación de la familia, e incluso esta ocurriendo que un número importante de personas mayores en la actualidad hacen grandes esfuerzos tanto en sus actitudes como en su estilos de vida, para mantenerse y permanecer en el segmento de los jóvenes.

Por lo tanto, de acuerdo a WYSE el turismo joven involucra a cualquier viaje que se realice de manera independiente, es decir, los que se realizan sin estar acompañados por un padre o un tutor personal, por periodos de tiempo que se son menores a un año y que son realizados por personas con edades entre los 16 años y los 29 años de edad, cuya motivación es la de experimentar otras culturas, crear una experiencia vital  y sobre todo obtener beneficios a través de oportunidades de aprendizaje bien sean formales o informales en entornos que no son lo más comunes.

En este sentido, el turismo joven también incluye distintos subsectores como lo son: viajeros independientes que toman vacaciones; estudiantes universitarios que hacen estancias en el extranjero; turismo idiomático o lo que es lo mismo aquel turismo que se da en destinos tradicionales que buscan innovar; los working holiday o  mejor conocido como aquellos jóvenes que viajan por períodos de tres meses a un año a un determinado país con la finalidad de combinar un trabajo temporal y vacaciones; y los voluntarios cuyo fin es el de realizar viajes de crecimiento los cuales se enfocan en tareas comunitarias y humanitarias.