Tabla de Equivalencias Yodeyma

Yodeyma equivalencias – Perfumes y Colonias

Durante siglos el mercado de consumo ha vivido grandes cambios y transformaciones y en la actualidad, estos se han visto consolidados en nuevos hábitos de compra, que son el reflejo del poder que ha asumido el consumidor gracias al marketing del siglo XXI.

Lo abarca desde el simple turismo en pueblos pequeños, hasta las grandes empresas que ha comprendido que el eje de sus estrategias se encuentra en la relación que llegue a ser establecida con él.

Una muestra de ello son las empresas relacionadas con los perfumes, pues las mismas han sobrevivido gracias a su evolución a la par de los avances que se les presenta como a Yodeyma equivalencias.

Olores primarios en relación a Yodeyma equivalencias

En el transcurso de la historia, el hecho de realizar una clasificación de los olores ha resultado un verdadero reto, incluso en la actualidad no se ha alcanzado unanimidad científica en relación a dicho asunto.

La dificultad se produce cuando entran en juego ciertas implicaciones emocionales y sociales, aparte de la memoria olfativa Yodeyma equivalencias.

Hay que considerar que el ser humano cuenta con una memoria olfativa, que resulta particular para cada una, como si se tratara de una biblioteca de olores.

En dicho catálogo, hemos recogido miles de olores que se van acumulando en el hipocampo, es decir, en parte del cerebro, esa que se sitúa en el sistema límbico.

Yodeyma equivalencias Tabla
Tabla de Equivalencias Yodeyma

Tipos de olores 

Con el objetivo de conocer esas primeras clasificaciones científicas, debemos remontarnos al menos a unos 300 años, hasta encontrarnos con el científico y naturalista Carlos Linneob quien creó una lista basada en olores agradables, fétidos y olores que son agradables para unas personas y para otras no.

Aunque en épocas más recientes, el bioquímico de origen británico John Amoore hizo una propuesta de 7 olores primarios de acuerdo al tamaño y la forma de sus moléculas: Alcanfor, Almizcle, Menta, Flores, Éter, Picante y Podrido, de acuerdo también al criterio de Yodeyma equivalencias. 

Diez olores básicos

Desde que se realizaron los anteriores estudios han transcurrido ya muchos años, por lo que dicha clasificación aún no ha sido cerrada.

No obstante, de acuerdo a un estudio que se llevó a cabo durante el 2013 a manos del profesor Jason Castro (Universidad de Bates) y del profesor Chakra Chennubhotla (Universidad de Pittsburgh) que fue publicada en la revista Plos One, se empleó un modelo estadístico con el objetivo de simplificar los olores hasta diez categorías, en base a datos de 146 descriptores olfativos.

Estos son los diez olores básicos que se propusieron: 

  • Fragancia floral (todos los perfumes basados en flores, como el de rosas)
  • Leñoso o resinoso (olores amaderados)
  • Frutal (no cítrico) (el olor de las frutas que no son cítricas)
  • Olor químico (como el de los productos de limpieza, el alcohol o el amoniaco)
  • Mentolado (el eucalipto o la menta son los ejemplos más claros)
  • Dulce (son aromas como el del caramelo, la canela o la vainilla)
  • Quemado o ahumado (se suele relacionar con las palomitas de maíz)
  • Cítrico (limón, naranja, mandarina, bergamota…)
  • Acre o rancio (igualmente, en mal estado)
  • Descompuesto (podrido)

Ante tal clasificación, los científicos señalan que en lo que respecta a los olores, esto aun queda abierto sin tener idea de que se llegue a fijar un número de fragancias primarias, aunque todo indica que tendremos que continuar esperando al igual que Yodeyma y sus equivalencias.

Familias olfativas

Aunque pensemos lo contrario, los tipos de olores no son lo mismo que las familias olfativas, por lo que no se debe confundirlas, ya que las familias olfativas hacen referencia a las notas de las que está compuesto un perfume y serán agradables (al menos para gran parte de los olfatos).

En líneas generales, son utilizadas la cítrica, floral, oriental, cuero, aroma verde, amaderada y chipre.